19 feb. 2013

La gran corriente de aire



ÁLBUM ILUSTRADO

Mis dos primeras experiencias de trabajar álbumes ilustrados de forma consciente han sido sencillas, relajadas.
La expectación la han causado las imágenes tan “cálidas” del primer libro “Así se hicieron amigos” como el texto tan simpático y agradable del segundo “ Eeeeeh!”.
De la primera experiencia destaco además, un trabajo de reflexión y diálogo en parejas en torno a las escenas vistas, las sensaciones despertadas que derivó en realidad, en una asamblea de puesta  en común que comenzaba cada intervención con un  “ a nosotros nos ha gustado …” sin mayor profundidad.

Mi verdadero encuentro con un libro Álbum ha tenido lugar durante la semana pasada.

Tengo que partir que después de estar en una librería durante más de 1 hora y media leyendo, seleccionando…el vendedor me animó a adquirir “LA GRAN CORRIENTE DE AIRE”. Me contó el argumento por encima y a mí me convenció ¿Por qué comparto esto?
Pues porque yo también me he sentido “escuchante” en dicha historia. Paso a compartirlas:

Día 1º
Comenzamos más o menos bien. Pero a medida que pasaba las páginas (no muchas) comenzaron comentarios como: “ ¡Vaya un cuento raro, seño!” , “¡Alguien ha estropeado este libro nuevo ¿eh?!” (aludiendo al tipo de dibujo en el que aparecían garabatos).
Aquí comenzaron las traducciones de otros compañeros/as: “ ¡No, eso es el desorden de la casa! Que lo han dibujado así”.
Lo que está claro es que se creó una expectación increíble. La atención era plena por parte de todos/as, pero los rostros no reflejaban “dulzor, candor, alegría…” Más bien, hablamos de rostros sorprendidos, enrarecidos, gestos un poco agrios aunque  también hubo algo de risa que rompió el ambiente tenso.
¡Eso sí! Volvieron a la agradable realidad, ante la ilustración que nos mostraba un plano del supermercado que ellos no tardaron en identificar como “mapa”
¡Qué tendrán los planos, “mapas”!. ¡Cuánto nos dio para hablar y reír!

Interrumpimos la lectura en la mitad del cuento con la intención de continuar mañana ¡Ya no podíamos más! Unos no aguantaban la intriga y se aseguraron personalmente de que mi compromiso de continuar se mantendría realmente. Para otros (no podemos mentir) creo que supuso un verdadero descanso.

Día 2º
Hemos continuado según lo prometido. Rápidamente todos se prepararon para llegar hasta el final.
ANTONIO descubrió, casi gritó, lo mismo que me dio como clave del cuento el vendedor de la librería, “¡Qué niños más “pide todo”!.

Seguían soprendidísimos por las ilustraciones. Hemos hablado de las perspectivas, del tamaño de los dibujos según la distancia a la que se vean, de los garabateos, de lo “roto”… Aun así, lo mejor ha llegado al final:
-        “¡Pues vaya un cuento en el que se cuentan mentiras!”
-        “ Yo fui con mi padre a comprar tabaco y volvimos en poco rato a casa”
-        “Nadie está toda una noche fuera en la tienda y deja a los niños solos”

Este diálogo me llevó a preguntarles directamente si ante este cuento que contaba mentiras, los que ellos conocen dicen verdades.
Todos, absolutamente todos, estaban de acuerdo en que el contenido de los tres cerditos, de caperucita, de Cenicienta…( cada uno nombraba el que le gustaba) son de verdad y ocurren de verdad frente a este  álbum que cuenta mentiras.

¿Qué te parece?. ( sí, te pregunto a tí, que andas leyendo este pequeño diario)

A mí tampoco me produjo sentimientos de tranquilidad, dulzura o risa clara esta  lectura. Me inquietaba el que les produjera miedo profundo esta historia.

Confieso que hasta me “culpé” de una compra sin “leer”.

Día 3º
Hoy hay inglés y nuestra hora de lectura cambia.
ROCÍO, a primera hora ya me preguntó “¿Hoy leemos otro libro álbum?”
“Ya veremos”

Y vimos ¡Pero a qué horas! Digamos que a las 13’40h cuando la nuestra de salida son las 14h.
No hubo problemas.
Se creó la asamblea rápidamente y el silencio reinó (yo aun no doy crédito).
Comenté que prefería acabar con las impresiones de este libro álbum antes de comenzar con otro.
Sin más, LAURA comentó: “ Es una historia de cigarrillos”
Como maestra tradicional pensé: “¡Si no he preguntado nada!”
Como maestra participante en un grupo de profundización en la lengua oral pregunté:
“¿De eso iba el libro? ¿Qué pensáis?”

ROCÍO: De dos niños que se asustaban.
DANI: De dos niños que se quedaban solos.
CARLOS: De unos niños que se habían perdido en el mercado.

Aquí, se rompe la escucha atenta y varios/as le comentan que eso no es verdad. Animo a seguir participando desde el respeto.

LUCÍA: Que unos niños se preocupan  porque sus padres  están en el supermercado y piensan que no volverán nunca.
RAQUEL: sus padres se fueron a comprar y los niños se quedaron solos.
IRENE FIGUEREDO: Que unos niños secuestran a unos padres.
JAVI PARRA: Los niños se encuentran con unos padres.


Tenemos que cortar nuestra actividad ya que llega la monitora a por las dos niñas que hoy se van al comedor escolar y éstas, se resisten a dejar la clase. Ante ello, tengo que optar por pedir continuar mañana.

Dejo una pregunta en el aire “¿Y por qué se llama el libro “La gran corriente de aire”?”.

¿Responderán mañana a esto? ¿Improvisarán otro tema ¿ ¿Estarán cansados de tanto diálogo?....


Ello ocurrió por la mañana y ya llevo dos días intentando asimilar lo que está ocurriendo.

¿Notáis algo extraño en lo que comparto?
A mí me sorprende que el contenido del cuento sea para cada uno/a diferente ¡Eso no suele pasar! ¿Será porque es escuchado desde sus vivencias personales? ¿Será por el tipo de atención? ¿Será esta otra característica para “encasillar” a un libro álbum?

No lo sé. Hoy comienzo a estarle un poquito más agradecida al librero. Hoy comienzo a estar menos asustada. Hoy comienzo a sentirme con más determinación y alegría para abrirme a un campo nuevo, a unas lecturas que despiertan algo muy diferente a todos los cuentos que les he leído durante estos tres años.

Día 4º
Retomamos donde lo dejamos:  ¿Por qué le han puesto este título?

LUCÍA: ¡Yo que sé!. Tiene que decir “ Secuestra a unos padres”
DANI:  A lo mejor son los “rallajos” ( por lo que se llama así).
ROCÍO: Eso será porque hay una gran  corriente de aire que sale cuando van a comprar.

¿Alguien más le pondría otro título?

DANI: “Gran corriente que se lleva a los dos niños”.
CARLOS añade: “ Y a  los dos padres”
RAQUEL: Yo creo que el cuento se llama así y creo que se debería llamar como ha dicho Lucía.
Todos/as asienten y el diálogo no da para más

¡Pues aquí nos quedamos!


Curiosamente, Rocío habló sin conciencia ni mucha seguridad del verdadero sentido del título de este álbum.
A la vez, los que comparten ideas sobre el posible título, reflejan el contenido del cuento que realmente les ha impactado.


Último día
Como se trata de un álbum ilustrado, no podíamos dejar de trabajar las imágenes de una forma más profunda.
Procuré fomentar un diálogo en el que se expresaran sentimientos y sensaciones, más allá de un “me gusta” o “no me gusta”.
No voy a decir que logré nada especial pero algo nuevo sí que surgió.
Comparto algunas expresiones que despertaron diversas ilustraciones:

FRANCISCO: me da risa porque no sé porque se pone así.
DANI: me parece bonito.
LUCÍA: Yo creo que es gracioso porque tantas patatas y el niño está con dos patatas en la nariz y parece un burro.
ALICIA: “Po” bien
CARLOS: Me parece triste
ROCÍO: A mí extraño
IRENE FIGUEREDO: Gracioso.
RAQUEL: Parece que te va a comer el dedo
ALBERTO: extraño.
CARLOS: Me parece enfadado
ROCÍO: Me dan ganas de vomitar.
FRAN LÓPEZ: A mí me parce enfadado.
FRANCISCO: A mí me parece graciosillo.
ANTONIO:….si es tan fuerte…¡se me ponen los pelos de punta!.



Este ha sido nuestro primer encuentro con un álbum ilustrado. Algo bueno hemos vivido porque estos días han acabado con un:

 “ ¿Mañana nos lees otro álbum ilustrado?”

Y claro, una maestra ante dicha propuesta….¡No se puede resistir a seguir adelante!


Natalia

1 comentario:

  1. ¡Me encanta este diario Natalia! Como me alegro de que estemos trabajando este tema, porque yo también estoy muy contenta de las conclusiones que sacan y de la cantidad de cosas que estamos aprendiendo grandes y pequeños del libro álbum. Un besazo

    ResponderEliminar